Preguntas frecuentes - Productos Activos

¿Cómo se aplican los pagos en Leasing Bancoldex S.A?

Todos los pagos se aplican de acuerdo a la fecha de vencimiento de cada una sus operaciones. Así, las obligaciones con mayor antigüedad en la fecha de pago, son aplicadas con mayor prioridad, facilitando de esta manera su control en el pago de los cánones y evitando moras. Específicamente, el registro de cada pago en nuestro sistema se aplica de la siguiente forma:
  • El pago ingresa por NIT o CC al sistema y éste realiza la búsqueda de las operaciones más vencidas para realizar la aplicación de dicho pago.
  • Cuando las operaciones se encuentren en mora y usted realice el pago de alguna de ellas, la altura de mora se reducirá de acuerdo con la antigüedad, es decir, si se tienen dos operaciones en 90 días de mora, el pago aplica para que las dos operaciones reduzcan su mora a 60 días, posteriormente a 30, y así sucesivamente hasta que las operaciones queden con la misma antigüedad.
  • Adicionalmente, el valor pagado, es aplicado al canon en el siguiente orden, según los conceptos que componen el total del canon pagado:
    • Intereses de mora
    • Cuentas por cobrar
    • Timbre
    • Seguro
    • Intereses corrientes
    • Capital
  • Cuando realice transferencias a las cuentas de Leasing Bancoldex   le solicitamos enviar el soporte del pago con la fecha, valor, nombre, NIT o cédula del cliente y número del contrato que cancela para poder realizar la correcta aplicación del pago en nuestro sistema.

¿Cuáles son las entidades autorizadas para realizar operaciones de leasing fi-nanciero?

Los únicos facultados por la ley para celebrar contratos de leasing financiero en calidad de arrendadores son las compañías de financia­miento y los bancos.

¿Cuáles son los elementos esenciales del leasing financiero?

  • El establecimiento de un canon periódico, que lleva implícito el precio del derecho a ejercer una opción de compra.
  • La entrega de un bien para su uso y goce.
  • La existencia, en favor del locatario, de una opción de compra al terminarse el plazo pactado en el contrato, que podrá ejercer, siempre y cuando cumpla con la totalidad de las prestaciones a su cargo.
  •  

¿Cuáles son los elementos esenciales del leasing operativo o arrendamiento sin opción de compra?

  • La entrega del bien.
  • El pago de un canon.

¿Cuántas clases de leasing hay?

Existen diversas modalidades de leasing, todas las cuales se enmarcan en dos tipos fundamentales que son el leasing financiero y el leasing operativo o arrendamiento sin opción de compra:
 
  • El leasing financiero: Es un contrato en virtud del cual una compañía de financiamiento, denominada LA LEASING, entrega a una persona natural o jurídica, denominada EL LOCATARIO, la tenencia de un activo que ha adquirido para el efecto y que éste último ha seleccio­nado para su uso y goce, a cambio del pago periódico de una suma de dinero (CANON) durante un plazo pactado, a cuyo vencimiento el locatario tendrá derecho a adquirir el activo por el valor de la opción de compra.
 
  • El leasing operativo o arrendamiento sin opción de compra: Es un con­trato en virtud del cual una persona, natural o jurídica, denominada LA ARRENDADORA, entrega a otra, llamada LA ARRENDATARIA, la tenencia de un bien para su uso y goce, a cambio del pago de un canon o renta periódica.
  •  

¿Cuántas partes intervienen en un contrato de leasing operativo o arrenda-miento sin opción de compra?

Las mismas que en el leasing financiero, con la diferencia de que el propietario del equipo objeto del contrato puede ser una compañía de financiamiento, un banco, o cualquier persona.

¿Cuántas partes intervienen en un contrato de leasing financiero?

En todo contrato de leasing financiero tienen que intervenir por lo menos dos partes: una compañía de financiamiento o un banco, propietario del bien objeto del leasing, y un locatario, persona natural o jurídica que recibe la tenencia del mismo para su uso y goce.
 
Adicionalmente suelen intervenir en el contrato, sin que sean partes necesarias en el mismo, el proveedor de los bienes objeto del leasing y los co-locatarios y garantes. De igual manera la compañía de seguros, teniendo en cuenta que el bien objeto del contrato debe encontrarse siempre asegurado contra todos los riesgos.

¿El locatario puede ceder el contrato o subarrendar el bien dado en leasing?

Ceder el contrato: sólo si media autorización expresa y escrita de la entidad autorizada, la cual previamente a su otorgamiento deberá estudiar al futuro locatario para determinar su capacidad de en­deudamiento. La entidad autorizada puede autorizar la cesión en forma pura y simple, cambiando de locatario, o con responsabilidad del cedente, quien en este caso será garante del nuevo locatario.
 
Ceder la opción de adquisición: el locatario de un contrato de leas­ing financiero puede ceder a un tercero su derecho a ejercer la opción de adquisición, pero dicha cesión no produce efectos hasta tanto sea notificada a la entidad autorizada.
 
También es viable legalmente que el locatario señale a un tercero para adquirir el dominio del bien una vez haya ejercido la opción de com­pra y haya realizado el pago del último canon.
 
Aunque desde el punto de vista sustancial estas cesiones no requieren de aceptación por parte de la entidad autorizada, por tratarse de enti­dades sometidas al control y vigilancia de la Superintendencia Finan­ciera de Colombia, deben cumplir con las normas sobre prevención de actividades delictivas, razón por la cual pueden negarse a aceptar cesiones, bien contractualmente, o al momento en que se les notifique de las mismas.
 
Subarrendar el bien: sólo cuando expresamente y por escrito la en­tidad lo autoriza, en cuyo caso el locatario continúa respondiendo frente a la entidad autorizada por todas las obligaciones emanadas del contrato.

¿En caso de incumplimiento o retraso en los pagos de los cánones o de otras obligaciones a cargo del locatario, éste tiene que pagar intereses de mora u otro tipo de sanciones económicas?

Sí. En el leasing financiero se debe pagar mora cuando se presente un atraso en el pago de los cánones o en la atención de cualquier obligación de carácter dinerario, siempre y cuando se encuentre pactado en el contrato.
 
Las partes pueden acordar otras sanciones por el incumplimiento en el pago de los cánones o de cualquier otra obligación pactada.
 
En el leasing operativo o arrendamiento sin opción de compra, nor­malmente se aplican otro tipo de sanciones por el incumplimiento en el pago de los cánones, como por ejemplo multas; sin embargo, frente a las obligaciones mercantiles dinerarias, se puede cobrar intereses moratorios como sanción por incumplimiento.

¿En qué se diferencia el leasing financiero del leasing operativo o arrendamiento sin opción de compra?

La diferencia fundamental consiste en que en el leasing financiero siempre existe una opción de compra, pactada desde el inicio del con­trato a favor del locatario, mientras que en el operativo o arrenda­miento sin opción de compra, excepcionalmente se puede celebrar una promesa de compraventa por el valor comercial del bien.
 
En el leasing financiero, la vocación del bien es pasar al patrimonio del locatario, al paso que en el operativo o arrendamiento sin opción de compra, es permanecer en poder del arrendador.
 
La opción de compra en un leasing financiero puede estar determi­nada en valor en el contrato, o ser determinable, siempre y cuando claramente se indique cómo llegar a su determinación y dicha deter­minación guarde relación con el valor del bien en el momento en que se inicie el contrato.
 
La promesa de compraventa en un leasing operativo o arrendamiento sin opción de compra, como se dijo, se establece por el valor comer­cial del bien, entendido este valor como aquel precio en el mercado de bienes de similares características al objeto del contrato, en un momento determinado y considerando el estado en que se encuentra.

¿Existe algún otro caso especial de contratos de leasing financiero que, para efectos fiscales y contables, pueda ser considerado como un arrendamiento operativo (arrendamiento sin opción de compra)?

Sí, aquellos contratos de arrendamiento financiero o leasing con opción de compra, cuyos activos estén destinados al desarrollo de proyectos de infraestructura.
 
Estos contratos son considerados como arrendamientos operativos para efectos contables y tributarios; por lo tanto, el arrendatario no registrará un activo ni un pasivo por el valor del bien objeto del contrato al inicio del mismo, siempre que cumpla con las siguientes condiciones:
 
1.     Que los contratos de arrendamiento financiero o leasing con opción de compra versen sobre bienes destinados a proyectos de infraestructura en los sectores energéticos, telecomunica­ciones, transporte, saneamiento básico y agua potable.
 
2.     Que la duración del contrato de leasing sea igual o superior a doce años. En caso de que los proyectos de infraestructura en los sectores antes señalados se desarrollen mediante contratos de concesión, el término del contrato de leasing será igual al término de la concesión.
 
Este régimen es aplicable a cualquier locatario, independientemente del monto de sus activos y está vigente para contratos de leasing que se celebren hasta el año 2011.

¿Fiscal y contablemente qué se entiende por leasing financiero y qué por arrendamiento sin opción de compra?

El parágrafo 3 de la Ley 1111 de 2006, que adicionó el artículo 127 -1 del Estatuto Tributario, señala que únicamente los locatarios que pre­senten a 31 de diciembre del año inmediatamente anterior al gravable, activos totales hasta por el límite definido para la mediana empresa en el artículo 2 de la Ley 905 de 2004 (hasta 610.000 UVT), podrán tratar un contrato de leasing financiero como si fuera un arrenda­miento operativo (arrendamiento puro, o alquiler, o arrendamiento sin opción de compra), siempre y cuando se cumplan los plazos con­sagrados en el numeral 1 del artículo 127-1 del Estatuto Tributario, a saber:
 
  • Inmuebles, cuyo plazo sea igual o superior a 60 meses.
  • Maquinaria, equipo, muebles y enseres, cuyo plazo sea igual o supe­rior a 36 meses.
  • Vehículos de uso productivo y equipos de computación, cuyo plazo sea igual o superior a 24 meses.
 
Este beneficio aplica para los contratos celebrados hasta el 31 de diciembre de 2011.
 
No podrán regirse por el numeral primero del artículo 127-1 del Es­tatuto Tributario los contratos de arrendamiento financiero: de in­muebles, en la parte que corresponda a terreno, cualquiera que sea su plazo; los contratos de leaseback, cualquiera que sea el activo fijo objeto de arrendamiento y el plazo de los mismos; los contratos sobre activos previstos en el numeral 1º cuyos plazos sean inferiores a los allí establecidos.
 
Para efectos fiscales y contables, la Ley 223 de 1995 dividió los contra­tos de arrendamiento financiero o leasing con opción de compra, en financieros, y los que tienen un tratamiento de arrendamiento opera­tivo. Esta diferenciación nada tiene que ver con la naturaleza jurídica de la operación, dado que siempre se está frente a un contrato de leas­ing financiero. La ley fiscal da a los contratos de leasing denominados por ella “financieros” un tratamiento contable y fiscal similar al de los contratos de crédito, al paso que a los contratos de leasing financiero, considerados por ella como “operativos”, les da un tratamiento simi­lar al del arrendamiento (sin opción de compra). Este beneficio aplica durante la vigencia del contrato, siempre que éste sea celebrado hasta el 31 de diciembre de 2011.
Mostrando resultados 1-12 (of 24)
 |<  < 1 - 2  >  >|